30/05/2019

El creciente número de personas mayores en situación de fragilidad, dependencia o incapacidad hace cada vez más necesaria la actividad del voluntariado para poder promover el apoyo social y afectivo que necesitan estas personas. Los cambios sociales y el envejecimiento de la población dan una especial relevancia a la labor que desarrollan las personas voluntarias en labores de acompañamiento a la soledad, salidas y paseos, animación, etc.

En este contexto, Hurkoa y Nagusilan han decidido suscribir un acuerdo de colaboración para desarrollar al máximo el potencial y las capacidades de ambas organizaciones, que tienen objetivos comunes y complementarios en áreas de apoyo a las personas en situación de fragilidad, dependencia o incapacidad.

Ambas organizaciones cuentan con una amplia red de voluntariado. Sin embargo, el incremento en la demanda asistencial percibido por Hurkoa hace necesario reforzar su red de personas voluntarias par poder llegar a atender un mayor número de necesidades. En ese sentido, Nagusilan cuenta con una amplia red de voluntarios distribuida a lo largo del territorio de Gipuzkoa que puede complementar la labor de Hurkoa y optimizar la atención a la demanda asistencial, con el fin de llegar a un mayor número de personas desprotegidas.

Hurkoa definirá las demandas asistenciales existentes en el territorio de Gipuzkoa, en las que requiere del apoyo del voluntariado de Nagusilan, determinando el número de personas a atender, las características y el perfil de cada usuario/a. Para ello se acordará un protocolo de coordinación entre ambas organizaciones que permitirá que Nagusilan colabore en la prestación del servicio de apoyo mediante la designación de personas voluntarias. 

El voluntariado de Nagusilan podrá participar en las formaciones organizadas por Hurkoa, así como en las reuniones zonales que se realizan para analizar y mejorar las necesidades de los servicios de apoyo ofrecidos.

El acuerdo de colaboración entre ambas entidades ha sido firmado por José Luis de la Cuesta, presidente de Hurkoa, y José Luis Elosua, presidente de Nagusilan. Ambos han coincidido en el valor de esta colaboración y su impacto, tanto en las personas usuarias, como en el conjunto de la sociedad, que se beneficia de la labor desarrollada por el voluntariado en los procesos de acompañamiento a personas mayores frágiles o dependientes.

Nagusilan surgió en 1995 para acompañar a las personas mayores en situación de soledad no deseada. Desde entonces ha desarrollado una creciente labor de apoyo al envejecimiento activo mediante el compromiso solidario, cubriendo necesidades de apoyo social y afectivo.

Hurkoa es una organización sin ánimo de lucro, creada por iniciativa de Cáritas Diocesana de San Sebastián en el año 1990, para atender, tutelar y defender los derechos de personas mayores o con enfermedad mental en situación de fragilidad, dependencia o desprotección, mediante la atención prestada por profesionales y voluntarios integrados en equipo interdisciplinares y la colaboración con otras entidades en el desarrollo de su misión.