Hurkoa apuesta por una atención preventiva a personas en situación de fragilidad y/o riesgo.

Objetivo: Proporcionar a las personas en situación de fragilidad, un seguimiento y apoyo personal, defendiendo sus derechos e intereses y teniendo en cuenta sus valores y deseos.

El perfil de estas personas puede definirse como: Personas mayores, solas, sin apoyo familiar, con problemas de salud y/o dependencia con ciertas limitaciones para organizar y gestionar sus necesidades y recurso.

Servicios que ofrece:

  • Asesoramiento y orientación en el proceso de elaboración de documentos preventivos, en los que puedan expresar sus deseos, valores y decisiones, en relación con la organización de su atención médica, cuidados personales, administración de bienes, etc. Hurkoa se ofrece como posible representante en caso de necesidad.
  • Acompañamiento en gestiones complejas, toma de decisiones, ingresos hospitalarios, consultas médicas.
  • Apoyo en gestión de recursos y organización de sus cuidados personales.
  • Seguimiento y apoyo personalizado.

Los estudios actuales sobre el síndrome de fragilidad, lo plantean como un proceso de envejecimiento natural que sitúa a la persona en una situación de vulnerabilidad y en riesgo de desarrollar un grave deterioro funcional y la consiguiente dependencia. En definitiva, aumenta la vulnerabilidad ante enfermedades agudas, caídas, discapacidad, condicionantes sociales y asistenciales.

Por ello, es fundamental su diagnóstico e intervención temprana, convirtiéndose, de este modo, en uno de los ejes principales dentro de la atención a las personas mayores.

Hurkoa ha desarrollado un profundo estudio sobre la fragilidad, identificado como uno de los grandes desafíos en el marco de las políticas de bienestar social.

Proporcionar, a las personas en situación de fragilidad, seguimiento y apoyo personal, defendiendo sus derechos e intereses y teniendo en cuenta sus valores y deseos.

El perfil de las personas en situación de fragilidad es el de una persona mayor, que vive sola, sin apoyo familiar, con problemas de salud o dependencia, y con ciertas limitaciones para organizar y gestionar sus necesidades y recursos.

Nuestra labor de apoyo a las personas en situación de fragilidad se concreta en los siguientes aspectos:

  • Asesoramiento y orientación en el proceso de elaboración de documentos preventivos, en los que puedan expresar sus deseos, valores y decisiones, en relación con la organización de su atención médica, cuidados personales, administración de bienes, etc. Hurkoa se ofrece como posible representante en caso de necesidad.
  • Acompañamiento en gestiones complejas, toma de decisiones, ingresos hospitalarios, consultas médicas.
  • Apoyo en gestión de recursos y organización de sus cuidados personales.
  • Seguimiento y apoyo personalizado.

 

Informe sobre la fragilidad

El Gobierno Vasco ha publicado recientemente el estudio sobre la fragilidad elaborado por Hurkoa. Dicho estudio parte de la definición del concepto de persona socialmente frágil y analiza sus necesidades, dificultades y carencias. El objetivo final es contribuir a la elaboración de un “Plan Integral de Atención a la Fragilidad” que, tras su aplicación de forma piloto y evaluación, pueda servir de guía para la intervención en este campo, coordinando los recursos existentes, facilitando el acceso a los mismos y sensibilizando a las instituciones y a la sociedad en general.