27/02/2013

Acoge en prácticas a estudiantes de ‘Formación Humana en Valores’, que pueden completar sus estudios desde el compromiso con la realidad social.

Por tercer año consecutivo Hurkoa ha alcanzado un acuerdo con la Universidad de Deusto para acoger en prácticas a algunos de sus estudiantes de la asignatura ‘Participación Social y Valores’, que se centra en la necesidad de superar la exclusión social y la injusticia en la sociedad. Esta materia está abierta a alumnos de diferentes especialidades, pero que tienen el objetivo común de completar su formación desde el compromiso con la realidad social. Para ello, en este caso concreto Hurkoa les acerca al ámbito del servicio tutelar y del cuidado a las personas mayores o con enfermedad mental en situación de fragilidad, dependencia o desprotección, permitiéndoles colaborar en diferentes áreas de la Fundación.

La Universidad de Deusto, en su proceso de adaptación a las directrices de Bolonia y dentro de su permanente actualización y adaptación a la realidad social, ha establecido un módulo formativo denominado Formación Humana en Valores, que incluye la asignatura Participación Social y Valores, que se centra en la necesidad de superar la exclusión social y la injusticia en nuestra sociedad. Esta materia se imparte desde la metodología Aprendizaje-Servicio que busca que los estudiantes, en su proceso educativo, más allá de adquirir unos conocimientos específicos, desarrollen un servicio solidario destinado a cubrir necesidades reales de la comunidad.

La materia consta de una parte teórica y otra práctica que el alumnado ha de desarrollar en una entidad concreta. Hurkoa, como Fundación al servicio de la sociedad guipuzcoana comprometida con la atención a personas mayores y con enfermedad mental en situación de fragilidad, dependencia o desprotección, se ha comprometido una vez más a colaborar con la Universidad en aras de proporcionar a su alumnado un lugar en el que puedan desarrollar sus prácticas y completar su formación desde el compromiso con la realidad social.

El alumnado que opta por realizarlas en Hurkoa, una vez asignado el área en la que va a intervenir, acude al centro y colabora con el profesional que hace las funciones de tutor. De esta forma va familiarizándose con su trabajo y conociendo en la práctica la realidad de los estudios que realiza. Además se establece una relación de colaboración con la Fundación para su pleno desarrollo como ciudadano comprometido con la justicia y el logro de un mayor bienestar social.

Amaia, Aroa y Kepa

Amaia Achaerandio, estudiante de Trabajo Social; Aroa Vilches, de Administración y Dirección de Empresas; y Kepa Arrieta, de Derecho y de Administración y Dirección de Empresas, son los tres alumnos que este curso 2012-2013 han estado compatibilizando sus estudios con las prácticas en la Fundación Hurkoa. Los tres coinciden en valorar positivamente su experiencia en la Fundación y su satisfacción por haber podido formar parte de ella durante este curso.

Amaia trabaja en el Centro de Día de la Fundación, donde ha aprendido su funcionamiento y ha realizado tareas de acompañamiento a los usuarios de sus tres plantas, con los que ha charlado, les ha ayudado en sus manualidades, etcétera. Para ella la valoración de las prácticas es “muy positiva”. “A pesar de que nunca había estado de voluntaria con personas mayores y no sabía cómo enfrentarme a ello, el personal del Centro me ha ayudado mucho. Hay una red de apoyo muy importante, con muy buen ambiente y me han hecho sentir a gusto”, explica Amaia.

Las prácticas de Aroa, que ha colaborado en el Área Tutelar, en su sección de administración, se han dividido en dos aspectos. Por un lado ha realizado acompañamientos a personas tuteladas, pero también ha ayudado en labores administrativas tanto en las oficinas de la Fundación como en la gestión de diferentes servicios a estas personas. Al igual que Amaia, le daba cierto respeto encarar las prácticas. Sus estudios no tienen mucha relación con la actividad de la Fundación y desconocía lo que se iba a encontrar. “Pero una vez dentro de Hurkoa todo ha sido positivo”, señala Aroa. Y destaca que “yo me apunté a esta optativa para ayudar a oras personas, pero en realidad han sido ellas las que me han ayudado a mí. Las personas a las que he acompañado me han devuelto más de lo que yo les he podido aportar a ellos”.

Kepa ha realizado sus prácticas en el Área Jurídica, aunque ha desempeñado también otras funciones diversas: desde servicios de traducción, pasando por tareas administrativas y de contabilidad, hasta el acompañamiento de una de las personas tuteladas por la Fundación. Kepa suscribe la valoración de sus dos compañeras, y añade que a nivel académico también les ha aportado mucho: “Aquí acompañamos a personas en situación complicada, aprendemos a tratar con ellas y eso nos va a ayudar en el terreno laboral cuando tengamos que tener trato con gente con diferente personalidad. Además, al final lo que estamos realizando es una labor social, lo que siempre resulta reconfortante”.

Organizando el próximo curso

Aunque las prácticas aún no han finalizado, la Universidad de Deusto y Hurkoa ya están organizando el curso que viene, para el que se han propuesto nuevas áreas en las que el alumnado podrá realizar sus prácticas: Finanzas, Recursos Humanos, Informática/TIC y Asesoramiento Legal. Las plazas ofertadas por la Fundación serán en torno a seis. De esta manera se da continuidad al convenio de colaboración firmado en 2010, y que empezó a materializarse en el curso 2010-11.

Hasta la fecha ya han sido ocho los alumnos que han realizado sus prácticas en las distintas áreas de intervención de Hurkoa, cifra que a buen seguro continuará en aumento en los próximos años, dada la positiva experiencia que está suponiendo tanto para los propios jóvenes como para la Universidad y la Fundación.