26/05/2015

Su convenio de colaboración, que marca un protocolo de actuación a seguir cuando comparten servicios a los mismos usuarios, cumple ya dos años.

Bien porque una persona tutelada por Hurkoa pasa a ser usuaria de Gizaide, o bien porque un usuario de Gizaide pasa a ser tutelado por Hurkoa, ambas entidades dan servicio al mismo tiempo a diferentes personas con enfermedad mental y/o con alto riesgo de marginación social. Para garantizar su calidad de vida y la mejor forma para que se desenvuelvan en la sociedad, Hurkoa y Gizaide redactaron hace ya dos años un protocolo de actuación para estar coordinados en todo momento y ser más eficientes mediante la unificación de sus acciones.

La labor tutelar que ejerce Hurkoa se entiende desde un punto de vista integral, abarcando no sólo la administración de los bienes de las personas con incapacidad cuya tutela asume, sino también el fomento y realización de aquellas acciones que se encaminan a su integración y normalización en la sociedad, en la medida que es posible en cada caso.

La función de Gizaide es la de trabajar por favorecer el mantenimiento y/o la adquisición de habilidades instrumentales necesarias para evitar procesos de deterioro y marginación y, al contrario, obtener una buena calidad de vida lo más autónoma posible.

Para facilitar sus objetivos, ambas entidades han considerado importante estrechar la colaboración y coordinación entre ellas, unificando actuaciones, por lo que han firmado un protocolo de actuación. En este documento se establecen los modos de proceder desde que los usuarios de Gizaide pasan a ser tutelados por Hurkoa o viceversa, hasta el final de esta relación que vincula a la persona atendida con alguna de las dos entidades.